Selección de Proyectos

Dosmedios
 
Dosmedios participa en proyectos empresariales cuando su aportación al éxito del mismo es evidente, descartando su participación si no se da esta premisa con claridad. Teniendo esto en cuenta, Dosmedios selecciona los proyectos empresariales que cumplen estas 3 condiciones:
 
1- Ser un proyecto realmente innovador de base tecnológica:
 
-         Cuando el emprendedor o la empresa venden o van a vender productos y/o servicios tecnológicos que ayudan a sus clientes a mejorar sus procesos de I+D+i, de producción y/o de comercialización.
 
O bien,
 
-         Cuando una de las ventajas competitivas de la empresa depende de una tecnología innovadora que suponga una barrera de entrada a sus competidores, al menos temporalmente.
 
 
2- Existe una necesidad clara de mercado y tiene un modelo de negocio sólido:
 
-         Fuentes de ingresos y origen de gastos claramente identificados (por dónde entra el dinero y por dónde sale)
 
-         Hay suficientes clientes que necesitarían el producto y/o servicio (no simplemente “que estarían interesados”) para hacer rentable el proyecto empresarial.
 
-         El producto o servicio ha de ser único, debe tener algo que lo diferencie claramente de la competencia, que sea manifiestamente mejor.
 
-         Que el tipo de empresa sea preferiblemente escalable, o sea que para multiplicar sus ingresos no deba de multiplicar sus gastos en la misma proporción. Se trata principalmente de “empresas de producto” aunque tenga asociados servicios no escalables.
 
-         Si el modelo de negocio no es muy escalable, que se puedan producir economías de escala, es decir, que al aumentar de tamaño puedan conseguirse eficiencias que les hagan mucho más competitivas (suele darse en empresas de servicios no escalables)
 
 
3- Calidad del equipo promotor del proyecto empresarial:
 
-         Con conocimientos y formación suficiente para poder liderar el proyecto. Dosmedios completaría el equipo de dirección si fuera necesario.
 
-         Con experiencia y conocimiento del sector al que va dirigido el proyecto empresarial.
 
-         Comprometidos con el éxito del proyecto y que su dedicación sea completa.
 
-         Conscientes de su potencial, pero sobre todo de sus limitaciones: humildes para aprender y flexibles para cambiar.